Nacha Guevara

Como le pasó el año pasado a Luisa Kuliok, esta vez el sayo de la mala se lo calzaron a Nacha Guevara, que nunca le contesta a sus detractores. La criticaron porque supuestamente le tenían que traer canelones de verdura desde Córdoba a la villa todos los días y por ciertas exigencias lógicas para cumplir con su trabajo, ensayar sola, que le cambien la alfombra de su camarín.

No le esquiva al tema de volver a ser jurado en el bailando. Y así lo dijo en la entrevista de “Agarrate Catalina” por La Once Diez”:

Y también se felicita dia a dia por haber renunciado a la política y reivindica a los artistas