Joaquín Furriel

Pasa unos días en Buenos Aires antes de partir rumbo a Madrid para terminar el film “El Faro de las Orcas”, su primer trabajo después del infarto isquémico que sufrió. Este es el primer compromiso laboral que asumió después del descanso de tres meses que cumplió tal como se lo recomendaron los médicos. Y así contó fue esta filmación en “Agarrate Catalina” por La Once Diez

(Más detalles sobre “El Faro de las Orcas”)

Cuando se le pregunta si se exigió demasiado en los meses anteriores al problema de salud asegura:

Su trabajo en “Patrón, anatomía de un crimen” le valió muchos premios. Ahora esa película tiene 12 nominaciones a los premios Cóndor. Joaquín Furriel suspendió por ahora una temporada teatral (con la obra “Red Carpet”) y se propone tomar su profesión con más calma. La mejor decisión de un hombre talentoso y sano.