Los momentos más esperados de la ceremonia es cuando se anuncian los ganadores a mejor película y mejor director.

Son los que les ponen el sello a cada entrega. Los que recordamos por mucho tiempo.

La apertura con Justin Timberlake cantando el tema de Trolls, con todos los invitados de pie y hasta bailando con ellos fue un acierto. Y Jimmy Kimmel  lo tuvo todo, las bromas a Matt Damon (que se repitieron a lo largo de toda la ceremonia) y un homenaje con todos de pie aplaudiendo a Merryl Strep por ser “la actriz más mediocre y sobrevaluada” según el presidente Trump.

Señaló con ironía “Se acuerdan cuando el año pasado los de la academia parecían racistas” También pidió que los representantes de la CNN y de New York Times, se retiren emulando al presidente de EEUU.

Fue muy emotivo ver a  Katherine Johnson rodeada de las actrices que recrearon su vida y la de sus compañeras en “Talentos ocultos” Tariji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monáe, Todas aplaudidas de pie por largos minutos.

Cuando llego el momento de “Mejor película en idioma extranjero” que gano “El viajante”  de Asghar Fahardi el director iraní no estuvo presente, primero porque le prohibieron entrar a Estados Unidos y cuando quisieron hacer una excepción el no aceptó ir. En su lugar una iraní leyó una carta del director  que se mostró solidario con los ciudadanos de seis países que no pueden ingresar y abogó por un mundo sin odios y por derribar los estereotipos.

Para la presentación del rubro Charlize Theron recibió a su inspiradora Shirley MacLaine que aseguro “en 250.000 años nunca me recibieron así”. Otro que se dio el gusto de estar con su inspiradora fue Javier Barden que presento mejor fotografía con su amada Merryl Strep.

Un momento divertido: La entrada de turistas de Hollywood fans que se deslumbraron con todas las estrellas recibieron regalos, estrecharon manos y hasta Denzel Washington jugo a declarar marido y mujer a una pareja. Y ni hablar cuando Jimmy Kimmel recreó a “El rey León” con el pequeño Sunny Pawar de “Un camino a casa”.

Gael García Bernal como presentador no se perdió la oportunidad de declararse en contra de todos los muros.

Lo más simpático la aparición de Michael Fox y Set Rogen a bordo del auto fantástico para el rubro de mejor montaje. Y la “lluvia de regalos” que llegaban desde el cielo: Pequeños paracaídas con golosinas.

Pocos números musicales y decepción porque “Ciudad de las estrellas” fue presentado por Emma Stone y Ryan Gosling pero ellos no cantaron y si lo hizo el correcto John Legend. Todo bastante correcto hasta que llego el papelón final.

Sobre El Autor

Catalina Dlugi
Editora General

Periodista de Espectáculos. Trabajó en Canal 13 durante 25 años y en medios como Canal TV, Antena y Radiolandia 2000; en este último ocupó el cargo de directora. Acredita una vasta trayectoria en: radio Rivadavia, Radio Mitre, Radio Continental y la señal de cable TN donde condujo durante diecisés años el programa “TN Show”. Entrevistó a grandes figuras locales e internacionales y realizó para la Argentina la cobertura de los premios Oscar. Autora del libro "Los hombres del deseo". Es miembro de Aptra, Ace y jurado invitado de los Premios Clarín Espectáculos.

Artículos Relacionados