BABY: EL APRENDIZ DEL CRIMEN
2.5Escapes y persecuciones con argumento mínimo

Entretenimiento puro, acción con escapes de auto, guión elemental y banda sonora impresionante.  Es lo que se propone el director Edgard Wright  en un film donde el sostén del argumento es lo que menos importa. Baby es un joven con tinnitus crónico, un zumbido permanente en su cabeza, por eso siempre escucha música, para apagar esa molestia y para sincronizar su profesión “obligada” ser el conductor de escapes de asaltantes.  El está en el bando de los muy buenos, como el hombre sordomudo al que protege y con quien convive y a su conquista amorosa, una chica soñadora que trabaja en una cafetería En el bando de los muy malos grandes actores: Kevin Spacey, Jamie Foxx, John Hamm entre otros. La cuestión esta en la acción y fundamentalmente en los escapes y habilidades únicas del conductor, filmadas como los dioses (en ingles el título es “Baby driver”). Y además una banda sonora que mezcla Queen, Young MC, Martha Reeves y Vandellas, Simon & Garfunkel.  Para los que buscan su película pochoclera y aman la acción sin ninguna complicación argumental, esta es u entretenida película.

Sobre El Autor

Catalina Dlugi
Editora General

Periodista de Espectáculos. Trabajó en Canal 13 durante 25 años y en medios como Canal TV, Antena y Radiolandia 2000; en este último ocupó el cargo de directora. Acredita una vasta trayectoria en: radio Rivadavia, Radio Mitre, Radio Continental y la señal de cable TN donde condujo durante diecisés años el programa “TN Show”. Entrevistó a grandes figuras locales e internacionales y realizó para la Argentina la cobertura de los premios Oscar. Autora del libro “Los hombres del deseo”. Es miembro de Aptra, Ace y jurado invitado de los Premios Clarín Espectáculos.

Artículos Relacionados