ES SÓLO EL FIN DEL MUNDO
3.5Cuando las palabras no sirven para el afecto

Del admirado director Xavier Dolan que como ya ocurrió con “Tom à la ferme” utiliza una obra teatral, en este caso a la obra de Jean-Luc Lagarce. Y decidió respetar el texto y formalmente utilizar el primer plano, casi nunca compartido para enfatizar aún más el origen del material, y subrayar lo que ocurre en el seno de una familia, sin detallar los porqués. Un escritor regresa a su hogar luego de 12 años de ausencia para contarle a su familia que va a morir y darles y darse una oportunidad de despedida. Pero en ese encuentro esta la ebullición de los reproches acumulados, preguntas sin respuestas, odios más que la posibilidad de una comunicación verdadera. Intensa, emotiva, siempre cercana a la explosión, al equívoco, a las palabras que tapan huecos. Grandes actores al servicio de la trama, Vincent Cassel, Nathalie Baye, Lea Seydoux, Marion Cotillard y el portador del adiós Gaspar Ulliel. La intensidad de la película se instala de inmediato y solo tendrá respiro en la emoción y muchas veces en la incomodidad para el espectador. Detallista, crea un suspenso de caldera del diablo.

Sobre El Autor

Catalina Dlugi
Editora General

Periodista de Espectáculos. Trabajó en Canal 13 durante 25 años y en medios como Canal TV, Antena y Radiolandia 2000; en este último ocupó el cargo de directora. Acredita una vasta trayectoria en: radio Rivadavia, Radio Mitre, Radio Continental y la señal de cable TN donde condujo durante diecisés años el programa “TN Show”. Entrevistó a grandes figuras locales e internacionales y realizó para la Argentina la cobertura de los premios Oscar. Autora del libro “Los hombres del deseo”. Es miembro de Aptra, Ace y jurado invitado de los Premios Clarín Espectáculos.

Artículos Relacionados

  • 3.0Un futuro post-apocalíptico que se parece al presente
  • 3.0La vida de una pintora pionera encorsetada por la incomprensión
  • 3.0El vano intento de combatir el mal de amores con nuevas conquistas
  • 2.0Una historia digna de un culebrón