-Yo soy un apasionado de la profesión, no sé si mi hija Amalia seguirá mi camino y el de su mamá (Gloria Carrá). En mi caso mi papá tenía un teatro, yo empecé a estudiar arte escénico a los siete años. Pero te tengo que contar mucho más, yo literalmente fui concebido en un escenario…”

Así comenzó a contar Luciano Cáceres, el protagonista de “Los ricos no piden permiso”, el que muy pronto va a dirigir a Leonor Manso, el dueño de muchos proyectos para una profesión que lo apasiona, cómo estuvo predestinado a ser un hombre del espectáculo. Lo contó en La Once Diez, por “Agarrate Catalina” de una manera imperdible. Prestá atención: